Quienes cuentan con posibilidades económicas, optan por invertir en un vehículo propio en el que podrán controlar sus tiempos y viajar con garantía de aire acondicionado. Pues, pasar horas a bordo de un autobús o salir de casa hasta 120 minutos antes de la hora de entrada al trabajo para llegar a tiempo, son situaciones que van orillando a los peatones a convertirse en conductores de su propio automóvil; incluso a preferir los traslados en bicicleta. Y es que de acuerdo a especialistas de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), una persona destina entre tres y cinco horas diarias para utilizar el transporte público, tomando en cuenta tiempos de espera en los paraderos y el trayecto que desde sus viviendas realizan para llegar al sitio de ascenso y descenso.

Son 208 las rutas de transporte urbano que circulan por el centro, colonias, fraccionamientos y comisarías de Mérida. Para que el servicio siga en funcionamiento se emplean a casi cuatro mil operadores o choferes; tres mil trabajadores más entre mecánicos, supervisores y cobradores de tarifas.

Pero, los tiempos que uno puede pasar en un camión o en el proceso de abordar y descender de la unidad, varían según la distancia que exista entre el hogar y el centro de trabajo. También va relacionado con la ruta que se elija, si se utiliza el Circuito Metropolitano o si se hace trasbordo en el centro; de ser así habrá que tomar en cuenta la espera en la fila de los paraderos centrales.

Aunado a esto, el estado en el que se encuentran gran parte de los camiones deriva en un viaje incómodo, respirando olor a diésel, con sacudidas de cabeza por la falta de un sistema de suspensión, y sudando tanto o más que si se moviera uno bajo el sol. La deficiencia del servicio va en contra de la movilidad en Mérida, pues para los que cuentan con las posibilidades es mucho mejor invertir en un automóvil en el que podrán controlar sus horarios e incluso garantizarse que disfrutarán de aire acondicionado a bordo. Esa decisión es la que ha generado el acelerado crecimiento del parque vehicular en la capital de Yucatán, provocando que hoy circulen a diario 500 mil carros particulares en Mérida; cifra a la cual se tienen que sumar los taxis y camiones.

 

 

 

Jorge David Guzmán Moguel

Jorge David Guzmán Moguel

Licenciado en Periodismo, especialista en temas de divulgación y comunicación organizacional.

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx