El crecimiento de la mancha urbana y la distancia entre el centro y los fraccionamientos de la ciudad, motiva a sus habitantes a desarrollar su propia propuesta de entretenimiento. La diversidad y oferta cultural en la metrópoli se intensifica, diversifica y también se sectoriza; al mismo tiempo en que la mancha urbana se expande y los asentamientos de vivienda se alejan del centro de la ciudad.

Tanto por la llegada de personas de distintos estados de la República Mexicana y de países del mundo, como por la necesidad de disfrutar de actividades recreativas cerca de casa, cada vez es más común que en las unidades habitacionales los vecinos organicen sus propios festivales. Lo anterior se hace más evidente en aquellos fraccionamientos, complejos o barrios, ubicados al exterior del anillo periférico de Mérida; lugares en los que sus colonos buscan consolidar comunidades a fin de brindarse mutuamente seguridad y apoyo.

De esta manera surgen nuevas tradiciones y eventos anuales que se consolidan según la zona geográfica de la capital Yucatán; no como una cuestión de marginación o segregación, sino como reflejo de la motivación, colaboración y vínculos entre vecinos. Ejemplo de ello son la Feria del Panucho, que acontece este sábado 12 en el barrio de La Ermita. Otros eventos son la Feria del Mucbipollo en San Sebastián o, la ya consolidada, Feria de la Chicharra en Xcalachén; las tres se llevan a cabo en la zona centro de Mérida.

En el norponiente después del periférico, el fraccionamiento Las Américas se prepara para la tercera edición de su Paseo y Festival de las Ánimas; además de la Ruta de los Dulces, que en está ocasión tendrán lugar el sábado 26 y domingo 27 de octubre. Dichas actividades surgieron como decisión de los habitantes y se organizaron primero con el apoyo del Comité Vecinal del fraccionamiento; a las cuales se ha sumado la iniciativa privada a través de los establecimientos comerciales que operan en el lugar.

Este festival es reflejo no sólo de lazos comunales fuertes, sino también de los problemas de movilidad, la escasa planeación en el crecimiento y la dificultad de trasladar los servicios públicos municipales a puntos alejados del centro de Mérida. De movilidad, por la falta de un transporte público eficiente, que sea constante, relativamente rápido y que permita acceder con facilidad a la oferta cultural y de entretenimiento en el primer cuadro de la ciudad. De escasa planeación en el crecimiento, porque aunque se encuentra cercano a la comisaría de Dzityá; en la localidad son escasas las opciones de entretenimiento para la familia; no hay conexión segura por ciclovías; lo mismo que sucede para moverse a otras comunidades cercanas como Xcanatún o los centros comerciales a kilómetros del fraccionamiento. Todo el traslado, para que pueda ser relativamente eficiente, seguro y rápido, debe ser en automóvil. Y finalmente, hay dificultad para trasladar los servicios públicos municipales, porque más allá de que se recoja la basura, del alumbrado y la limpieza de calles; acercar cultura, entrenamiento y actividades recreativas, igualmente es algo que el municipio debe garantizar.

 

 

 

 

 

 

Jorge David Guzmán Moguel

Jorge David Guzmán Moguel

Licenciado en Periodismo, especialista en temas de divulgación y comunicación organizacional.

Comparte:

Facebook
Twitter

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx

Please follow and like us: