«Actuar, no sólo pensar en la expansión urbana»

La calidad de vida no es sólo cuestión de la vivienda en la que se habita; no debe particularizarse el bienestar de las personas únicamente ligado a la casa que tienen, opina Ricardo Combaluzier Medina, Director General de Construcasa.

La constructora invirtió y apostó por el desarrollo habitacional llamado San Marcos Ciudad Sustentable. Proyecto que se lanzó y promovió como un fraccionamiento con múltiples beneficios al sur de Mérida, sin embargo, no contó con el apoyo acordado y prometido por el gobierno.

El arquitecto, que lideró la construcción del complejo, sostiene que el buen vivir de los ciudadanos se relaciona más con lo que hay afuera del predio, es decir, con el contexto urbano que lo rodea. Desde su perspectiva, las áreas verdes son mayormente responsabilidad de las autoridades que de los vecinos; pues los espacios públicos son mucho más grandes que los patios de las viviendas económicas que cuentan con un terreno de 8 x 20 metros.

Combaluzier Medina considera que para las familias hablar de un jardín, implica tiempo, dinero y un espacio. Por eso, aunque es indispensable sembrar árboles en los espacios particulares, todavía cuesta reforestar. Según relata, en el futuro de los desarrollos habitacionales en Mérida aún se vislumbra el modelo urbano disperso y desarticulado con el que ahora crece desordenadamente la capital de Yucatán:

“Efecto de esa expansión es el encarecimiento de la tierra, la ciudad carece de límites naturales. El valor de los terrenos es determinante para la elección de dónde se edifican las nuevas viviendas, pues eso conlleva a comprar espacios alejados de centros urbanizados”.

Reconoce que al final de cuentas, lo que busca el desarrollador de vivienda es economizar para ofrecer las casas a precios bajos: “por lo que debe dejar de sólo hablarse y proponer, para pasar a las acciones y un nuevo modelo de hacer ciudad. Porque ya llevan más de 30 años con los mismos dichos, de repensar el crecimiento”.

¿Y, qué pasó con San Marcos Ciudad Sustentable?

En ese sentido, Ricardo Combaluzier Medina revela las causas por las que el desarrollo habitacional San Marcos Ciudad Sustentable no continuó el curso que estaba llamado a seguir, para brindar un complejo de características diferente a las que normalmente se ofrecen a los vecinos del llamado sur profundo de Mérida. Expresó, que se pensaba romper esa barrera de lo residencial (incluso económica) y dar a los ciudadanos lo que cerca de sus predios merecen. Pues, desde la clasificación que se da a los proyectos de vivienda se establece una división del bienestar basada en el poder adquisitivo, en la zona geográfica en la que cada uno habita, etc.

Pero la realidad es que de las 14 mil viviendas que se debían vender, únicamente 3 mil se logran construir, derivado de la escasa o nula promoción e incumplimiento de la parte que al sector público le correspondía para dotar de infraestructura al fraccionamiento.

“A falta de esa inversión pública el proyecto pierde viabilidad. Como sólo se construye el 20% de lo que se pensó al principio, también no se cubren los mínimos establecidos para que el resto de los terrenos no se vendan. Lo cual ahora sí va a suceder, San Marcos Ciudad Sustentable no seguirá creciendo”.

(Ricardo Combaluzier Medina, Director General de Construcasa)

El total de la inversión pública era de 290 millones de pesos, en tanto que la parte de capital privado era de 3 mil millones de pesos. No obstante, el gobierno no llegó a cubrir lo que debían. Los casi 300 millones de pesos debían ser destinados a centros culturales, canchas, vialidades, circuitos para el abastecimiento de agua y energía eléctrica, así como las vialidades para la conectividad en la unidad habitacional.

Combaluzier Medina especificó que por parte de la federación, no se supo circunscribir en el Estado y en el municipio los objetivos del plan, porque se trataba de una estrategia del Gobierno Federal, y finalmente, no se coordinaron las inversiones. El arquitecto concluyó con que “para planear un nuevo desarrollo de vivienda, es necesario considerar qué hay cerca, la ubicación regional, la conectividad con el resto de la ciudad, la ubicación de las fuentes de empleo”. Esto nos deja como enseñanza que estos complejos habitacionales podrían existir y ser viables, si la inversión pública les diera una oportunidad.

Comparte:

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx

Please follow and like us: