¿Alguna vez han  pensado que los yucatecos pueden ser agresivos? ¿Aun cuando tradicionalmente se les ve como amables? El coordinador del Programa de Investigación y Atención al Suicidio, Gaspar Baquedano López, explica que la tendencia a quitarse la vida es un termómetro de ello. “Somos agresivos pues pasamos por varios momentos de intranquilidad que, a muchos, lamentablemente, los llevan a terminar con su existencia y deriva de sentimientos agresivos pues matas a una persona, matas la dificultas económica, matas la pobreza”, añade.

No obstante, el también catedrático de la Facultad de Medicina de la UADY, señala que desafortunadamente en la metrópoli, la enfermedad mental es una etiqueta que hace daño social y económicamente. “Aunque no se trate de algo grave, cuando se sabe que alguien está recibiendo ayuda psicológica suele ser motivo para marcarlo y se vuelve difícil conseguir empleo o conservarlo”, apunta.

 

Baquedano López señala, que si bien se trata de un tema difícil pueden ubicarse cinco enfermedades recurrentes en Yucatán, las cuales derivan más del contexto social en el que se vive que de la psique misma. Dichos padecimientos, en orden de incidencia entre los yucatecos, son la depresión, la ansiedad, las adicciones, el trastorno bipolar y la esquizofrenia. “De ellas, las primeras dos son producto de una actitud conectada al mercantilismo”.

El especialista recalca que lo que más se presenta es la depresión, pues “los yucatecos somos depresivos. Este estado mental va fuertemente ligado a la ansiedad”. Son diversos los momentos en que las personas pueden ser invadidas por la angustia; uno de los más comunes es visto en consultorios médicos de Mérida, donde los pacientes presentan el síndrome de la bata blanca. “La mayoría de los que acuden a una consulta, mientras están en la sala de espera pasan por intranquilidad y agitación, pues los invade el temor al diagnóstico que tendrá el doctor para ellos, la presión arterial sube”, indica. Y aunque las estadísticas de suicidio van en aumento, Gaspar Baquedano expresa que en el subconsciente del yucateco está presente el miedo a la muerte, pues hay una preocupación latente por no padecer alguna enfermedad crónico degenerativa.

*Nota de Jorge Guzmán Moguel

 

 

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx