Las Smart Cities tienen dos puntos en común, son eficientes y son sostenibles. Pero además una ciudad Smart o inteligente, se valora por otras características como son: gobernanza, planificación urbana, gestión pública, tecnología, medioambiente, proyección internacional, cohesión social, movilidad y transporte, capital humano y economía.[i] Aún no existe la ciudad ideal, pero sí hay metrópolis que están tratando de mejorar la calidad de vida de sus habitantes con vistas a un futuro funcional. Algunos ejemplos que podemos encontrar de ciudades Smart son:

 

Singapur:

Tiene una inmensa red de sensores conectados a internet que recopila datos en tiempo real del funcionamiento de la ciudad. ¿Cómo trabaja? Les permite a los ciudadanos detectar riesgos de inundación de desagües, contar con los horarios exactos del transporte público, encontrar estacionamiento, etc. También, desde el 2012 cuentan con 52,000 cámaras de vigilancia policial instaladas, haciéndola una ciudad segura.

 

Santiago:

Llamada también Santiago de Chile, esta ciudad combina la modernidad con la preocupación por el medioambiente. En cuanto al transporte público y a los vehículos municipales, están tratando de impulsar la movilidad eléctrica; cómo ya se mencionó en otro artículo[ii], en noviembre del 2018 recibieron su primera flota de 100 autobuses eléctricos provenientes de Shanghái. Esto lograría un ahorro en el dinero público que se gasta en gasolina y por supuesto, menos contaminación.

 

Londres:

Considerada la principal ciudad Smart, Londres ha intentado combatir los niveles de contaminación del aire monitorizando su calidad. El proyecto “London Breathe” proporcionará datos de los puntos críticos de la contaminación de la ciudad que podrán consultarse en línea, y así, evitar zonas calientes de polución.

 

Barcelona:

Esta ciudad de España tiene como clave la democratización digital, es decir, permitirles a sus ciudadanos explorar y mejorar la tecnología por sí mismos. Lo que buscan es educar a la gente con ayuda de la tecnología, ya sea para fomentar vocaciones científicas en los niños, ayudar a los adultos mayores con las nuevas tecnologías (sin relegarlos) y proporcionar alfabetización.[iii]

La pregunta final sería: ¿sabemos si nuestra ciudad va por el camino correcto para ser una SMART city? Y una extra: ¿hay algún proyecto que conozcamos o podamos desarrollar en la urbe en donde vivimos? Es importante conocer estas respuestas para saber cómo involucrarnos más con la ciudad y la comunidad, desde hoy.

 

 

[i] https://www.sostenibilidad.com/construccion-y-urbanismo/que-es-una-smart-city-top-5-ciudades-inteligentes/

[ii] https://metropolimid.com.mx/apuesta-autobuses-electricos/

[iii] http://www.urban-hub.com/es/cities/la-ciudad-de-barcelona-gana-en-inteligencia/

 

*Nota: Alma Chacón Lizarraga

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx