El agua que utilizan los vecinos de la zona metropolitana depende de contar con selvas y humedales saludables en los municipios que la integran, así como en todo Yucatán. Sin embargo, para los ciudadanos estas cuestiones ambientales pasan desapercibidas y suelen no valorar los recursos naturales de la región.

Por eso, para Pronatura A.C. es esencial que la sociedad viva en armonía con el medio ambiente. Situación que implica conocer los bienes y servicios que brinda la naturaleza a los seres humanos, para tenerlos en cuenta.

De acuerdo con María Andrade Hernández, Directora General de dicha Asociación, los cinco deseos para la metrópoli deben de estar encaminados en lograr el objetivo de crear una relación ideal entre los meridanos, los yucatecos y su entorno. En ese sentido, la primera meta a conseguir en el 2020 tiene que ver con las áreas naturales protegidas, pues, aunque se han dado declaratorias de este tipo en el territorio, se quedan sólo en eso: en el enunciado, en el papel y no se les destinan suficientes recursos para operarlas.

“Pronatura apoya con acciones de restauración y trabajo en conjunto con vecinos de dichas zonas. Por ejemplo, ahora estamos apoyando la reserva de los manglares del Estado pues de todas las áreas naturales protegidas depende el bienestar de los seres humanos”, enfatiza Andrade Hernández.

A la par de sus deseos para Mérida, en 2020 la Asociación Civil cumple 30 años de trabajo en la Península de Yucatán, con el objetivo de proteger la biodiversidad en la región, dando a conocer realidades desconocidas para muchas personas. Por ejemplo –comenta Andrade Hernández- la polinización la hacen los insectos, por ello es vital cuidarlos, pues los alimentos que se consumen en los hogares se producen gracia a ellos. “Cuando hay sequías, los frutos o granos que dependen de la polinización suben de precio”.

En ese sentido, el segundo deseo de Pronatura para la zona metropolitana es erradicar la deforestación tanto en la zona urbana como en la rural. Ya que actualmente, Yucatán es el estado que más tala de árboles registra, en comparación con Campeche y Quintana Roo.

“Si está bien sembrar árboles como una forma educativa y de difusión, pero restaurar es más costoso que prevenir. Evitar deforestar es mucho mejor que estar plantando porque ya hemos acabado con áreas verdes”, agrega la directora.

Para tal fin, y acorde con su compromiso de informar lo que sucede en el medio ambiente peninsular, el tercer deseo tiene que ver con la divulgación, con hacer llegar a la sociedad estos temas de suma importancia para mejorar su calidad vida. Se trata de una labor que requiere de muchos aliados, voces, páginas y espacios como los que genera MetrópoliMid, pues si los ciudadanos no están informados, no pueden actuar para transformar.

“Conocer permite tomar buenas decisiones, pero lo más importante es que la gente quiera escuchar y saber de la naturaleza. Por eso, el reto más importante es que los temas medio ambientales sean considerados significativos en las políticas públicas y en la vida cotidiana”, señala María Andrade.

De ahí que el cuarto deseo u objetivo a cumplir en la capital del Estado es que los meridanos entiendan que no pueden seguir contaminando el agua, ya que, si no se cuida la Reserva Ecológica Cuxtal, no podrá abastecer la demanda de este líquido vital en los hogares. No obstante, el problema del agua a nivel Península, y concretamente en Yucatán, es que la calidad de ésta es baja, aunque se cuente con el recurso en gran cantidad. Estudios del Cinvestav y el CICY muestran que se han encontrado pesticidas y anticonceptivos en los cenotes y otras fuentes naturales.

A su vez, es trascendental cuidar las áreas verdes de Cuxtal. Las leyes deben ser claras y precisas para los desarrolladores de vivienda en cuanto a los espacios de jardines y árboles que deben dejar en los desarrollos urbanos y fraccionamientos, porque la plusvalía se relaciona con el ecosistema en donde se encuentren construidos. Si el entorno natural es “saludable”, los negocios son más rentables. “Conocer, valorar y actuar en consecuencia es el reto más grande en Mérida, en Yucatán y en México”.

Por ello, como quinto deseo para la ciudad, Pronatura ve una metrópoli en la que se consuman aún más los productos locales cosechados o elaborados por pequeños productores, quienes merecen ser tratados con dignidad. De ahí que este deseo esté encaminado a la mejora de los mercados, de su infraestructura y de su limpieza; con el gran objetivo de que más gente se motive a entrar a ellos y así generar mayor derrama económica en las centrales de abasto.

 

*Imágenes tomadas de Pronatura Península de Yucatán

María Andrade Hernández

María Andrade Hernández

Directora General de Pronatura Península de Yucatán.

Comparte:

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx