Colocar al Municipio de Mérida en la ruta de la movilidad urbana sostenible exige, entre otras cosas, disponer de un itinerario claro, es decir, de un Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable-PIMUS, que establezca la visión de la movilidad a largo plazo, defina objetivos mensurables, priorice las medidas efectivas para lograrlos, distinga las responsabilidades de implementación e identifique un plan y esquemas de financiamiento. Entre los beneficios que se esperan de la implementación del PIMUS se podría mencionar: una distribución modal del espacio público más equitativo; una reducción del consumo energético, contaminación y emisiones de gas de efecto invernadero; un desarrollo de la ciudad orientada al transporte buscando limitar los desplazamientos en vehículos privados, ahorro de costes de los traslados; una convivencia vial más segura e incluyente y un fortalecimiento de la participación ciudadana ejerciendo el control social en la implementación de las políticas de movilidad; todo lo cual se traduciría en una mejor calidad de vida. (1)

El Laboratorio Urbano de la Universidad Modelo-LUM, desde hace 18 meses, participa junto con otras instituciones y organizaciones en el proceso liderado por el IMPLAN para la construcción del PIMUS, el cual se basó en la metodología (2) de la Comisión Europea donde se proponen 11 pasos principales y 32 actividades relacionadas. El proceso aún está en marcha y el equipo del IMPLAN presentó el diagnóstico y un bloque de estrategias que se sometieron a consulta ciudadana (3) a través de diversas modalidades. Ahora, sigue la sistematización de las propuestas y la priorización de las intervenciones para ser presentado el resultado final en el próximo mes de noviembre. (4) Los avances y desafíos que se presentan a continuación son identificados a partir del estado de situación del PIMUS presentado en la plataforma electrónica de “Decide Mérida” en el mes de octubre del presente año.

 

Avances

1. Se consiguió un consenso en torno a la importancia de colocar en la agenda pública la movilidad urbana, los problemas de movilidad de la ciudad y la necesidad de un PIMUS.

2. Se realizó un esfuerzo significativo para promover una planificación centrada en las personas, teniendo como imagen a la pirámide de la movilidad. Pues, centrarse en las personas, es un movimiento importante para realizar cambios a nivel cultural y en la planificación urbana; las cuales están circunscritas en el tránsito. Habrá que seguir fortaleciendo esa nueva cultura de la movilidad.

3. Se impulsó y favoreció un proceso de planificación participativa con diversos actores, en lugar de realizar un trabajo exclusivamente con expertos técnicos.

4. Se avanzó en la idea de que se requieren acciones integradas para lograr mayor equidad del espacio vial y soluciones rentables, en vez de únicamente concentrarse en la infraestructura.

5. Se perfilaron algunas líneas estratégicas y un número de propuestas ciudadanas que, si se integran y priorizan adecuadamente, podría lograrse un PIMUS de calidad.

 

Desafíos

1. Contar con una institucionalidad responsable de la movilidad y con presupuesto adecuado para implementar el PIMUS.

2. Superar la desarticulación entre el uso del suelo y la movilidad, lo cual exige una planificación urbana acoplada con la planificación de la movilidad.

3. Contar con mecanismos y herramientas de coordinación y gobernanza metropolitana para la movilidad, incluyendo una cooperación estrecha entre el municipio y el estado.

4. Lograr un trabajo cooperativo y colaborativo entre el IMDUT y el IMPLAN para el tema de movilidad y sobre todo para el tema de transporte público.

5. Fortalecer las capacidades municipales para los procesos de gestión de la movilidad.

 

*Imágenes de @Asteroid

Silvana Forti Sosa

Silvana Forti Sosa

Directora del Laboratorio Urbano de la Universidad Modelo

Comparte:

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx

Please follow and like us: