La Plancha- el espacio público que no se ha logrado

Cuando hace algunos años –entre el 2015 y 2016–, escuché por primera vez la propuesta de transformar los terrenos de la antigua Estación Central de Ferrocarriles en un “gran parque – gran pulmón – gran bosque – o incluso en el Central Park de Mérida”, no pude más que entusiasmarme. Por ese entonces estaban en desarrollo inversiones y proyectos ambiciosos de espacios públicos, como el Paseo Verde, y la idea de contar con un nuevo parque a escala metropolitana y regional era muy positiva para quienes comprendemos la importancia de los espacios públicos en la calidad de vida de las personas y en el desarrollo integral de las comunidades.

Más aún, este potencial espacio público en la Plancha tiene ventajas y valores agregados importantes:

1. Surge como parte de una iniciativa ciudadana.

Uno de los grandes retos de los espacios públicos es lograr su apropiación; que sean aceptados, abrazados y utilizados por los vecinos y por la comunidad, de manera que sea un parque exitoso y lleno de vida, y no una infraestructura abandonada que, en el peor de los casos, incluso pudiera contribuir a generar inseguridad. En el caso de la Plancha, son los propios vecinos y la población cercana quienes solicitan a gritos la realización de un espacio público, quienes incluso han realizado acciones concretas –como el sembrado de árboles–, y quienes se han apropiado tanto de la idea de tener un parque que han constituido organizaciones y establecido alianzas con otras instituciones con el único objeto de lograr que se realice dicho espacio público.

2. Tiene una ubicación de alto impacto.

Existen ejemplos en México de parques metropolitanos o lineales en donde se invirtieron grandes cantidades de tierra y de recursos públicos para infraestructura y que, finalmente, fracasaron por una razón: se encontraban demasiado lejos de las zonas de alta densidad urbana, alejados de la población y, por lo tanto, de la vida comunitaria. La ubicación de los terrenos de la plancha tiene la ventaja de colocarse en el corazón de Mérida, muy cercana a su centro histórico, donde beneficiaría de manera directa a un elevado porcentaje de la población y donde, incluso, se puede implementar una estrategia ligada al turismo y a la economía regional.

3. Cuenta con estudios de diversas organizaciones que lo respaldan.

A lo largo de los últimos años se han realizado numerosos estudios y propuestas para el aprovechamiento de los terrenos de la plancha. Estudios costo-beneficio financiados por el Gobierno del Estado, estudios técnicos a nivel federal, propuestas presentadas por la UNAM, propuestas presentadas por la UADY, por la propia organización de vecinos, por la iniciativa privada, por el Patronato del Centro Histórico de Mérida, etc. Incluso, recientemente, estudios por parte del IMPLAN y ONU Hábitat como parte del contexto de una posible estación ferroviaria nueva a raíz del proyecto del Tren Maya. Se trata pues de una zona ampliamente conocida y estudiada, donde se han analizado y propuesto diversos escenarios con sus correspondientes grados de éxito.

 

La Plancha- el espacio público que no se ha logrado

4. Tiene un alto potencial como nodo articulador a nivel urbano y de movilidad.

Como ha planteado el Patronato del Centro Histórico de Mérida, la zona de la plancha, como espacio público, puede ligarse a una estrategia de conectividad a través de corredores urbanos, como los del Corredor articulador “La Plancha – Paseo de Montejo Calle 43” y el Corredor articulador “La Plancha – Santa Ana Calle 47”. Se trata de una oportunidad única en términos de planeación urbana y de gestión del territorio.

5. Representa un espacio de alto valor histórico, cultural y ambiental.

Por último, quizá lo más evidente pero no por ello lo menos importante, las casi 38 hectáreas del terreno de la plancha tienen un alto valor histórico y, en caso de transformarse en un espacio público, traería importantes beneficios ambientales (un bosque de grandes dimensiones en plena mancha urbana) y culturales (con equipamientos y actividades que liguen tradición, turismo y economía), no sólo a la ciudad de Mérida, si no a todo el estado.

Pero entonces, ¿por qué después de tantos años no se ha logrado el sueño de un gran parque en La Plancha?

La respuesta a esta pregunta nos la dan los actores que han estado involucrados de manera directa en el proceso de gestión de los terrenos de la Plancha. En la edición de febrero de MetrópoliMid, actores como el presidente de la Asociación Gran Parque La Plancha A.C., el Patronato del Centro Histórico de Mérida, la Universidad Autónoma de Yucatán y el CEPHCIS de la UNAM, nos narran la historia del proceso de un espacio público en la Plancha, cada uno desde su perspectiva.

Infografía La Plancha ventajas y valores agregados

Sin embargo, más allá de las numerosas propuestas, ideas y proyectos que se han hecho para la Plancha, la realidad es que tiene el potencial de convertirse en uno de los espacios públicos más importantes de la Zona Metropolitana.

David Montañez Rufino

David Montañez Rufino

Fundador y Director General de la plataforma urbana M50: organización ciudadana dedicada a promover una ciudad pensada, diseñada y construida mediante gobernanza; con espacios públicos de calidad, sistema de movilidad integral y desarrollo urbano sostenible.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Suscribirse

Más leídos

Publicidad

advertisement advertisement advertisement

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx