Los proyectos de modernización registrales y catastrales

Jun 15, 2023 | Artículos, Zona Urbana

Segunda Parte

El Programa de Modernización de los Registros Públicos de la Propiedad y Catastros, desde sus inicios en el año 2007, estaba dividido en dos ramas: 1). la registral, gestionada en la Secretaría de Gobernación (SEGOB); y 2). la catastral, en la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL, hoy Secretaría de Bienestar). 

Con modelos diseñados por cada dependencia específicamente, fueron reunidos y gestionados como un sólo programa, a partir de la creación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), en la pasada administración federal. Ese fue, sin dudas, un paso necesario y muy atinado, porque por vez primera permitió atender la seguridad jurídica de la tenencia de la tierra y su registro físico de forma más integral. 

Sin embargo, hubo un problema que quizá nadie en ese momento (2013) pudo prever: el presupuestal. Como vimos en el artículo anterior, este programa fue secuestrado financieramente, y sigue una lenta agonía. La principal razón radicó en que, durante el período 2007-2012, los presupuestos fueron gestionados por dos dependencias con una capacidad negociadora mayor, con pesos específicos en la administración pública federal mucho mayores que ha tenido, y tiene, la SEDATU. A fin de cuentas, pudieron establecer y sostener la necesidad prioritaria de la importancia de mejorar la seguridad jurídica de la tenencia de la tierra, el registro de los bienes inmobiliarios y las necesidades financieras de los municipios mejor de lo que la SEDATU ha podido hacer por ocho años. 

Al haber dos equipos diferentes, uno en la SEGOB y otro en la SEDESOL, durante el período 2007-2012, las capacidades técnicas y operativas fueron mayores que las que pudo alguna vez lograr la SEDATU. Esto es patente porque durante el inicio de los programas originales se definieron los modelos que siguen vigentes, con escasos cambios en todos estos años. 

Solamente podemos acceder abierta y directamente a la documentación existente, en el sitio de la SEDATU destinado al Programa de Modernización de los Registros Públicos de la Propiedad y Catastros (SEDATU, 2023), para conocer los proyectos presentados a partir del año 2014. Por ello, nos concentramos en éstos para realizar una inmersión en los proyectos presentados, lo cual nos permitió ver su nivel de completitud, calidad y visión. Los hallazgos fueron en algunos sentidos alentadores y, en otros, lo contrario. 

Hallazgos encontrados

Entre los aspectos positivos, podemos mencionar que, desde ese año, existe una lógica organizativa o formal, que permite diferenciar si se trata de un Proyecto Ejecutivo de Modernización Registral, o de un Proyecto Ejecutivo de Modernización Catastral. Sin embargo, existen áreas de oportunidad que necesitan ser atendidas.

Son proyectos sustentados en elementos autodeclarativos, es decir, las instituciones declaran su estado actual sin que necesariamente existan diagnósticos realizados por especialistas externos que puedan apreciar de forma más objetiva la problemática. No contemplan un programa de evaluación y supervisión externa. Los programas de trabajo son esquemáticos, extremadamente sintéticos, sin una planeación detallada. Los riesgos no son identificados, tampoco proponen una metodología para la planeación y gestión. 

No consideran, en su mayoría, la necesidad de atender los procesos registrales y catastrales desde una perspectiva tecnológico-operacional, como lo plantean los modelos de referencia. Ello implica que los componentes relacionados con los procesos (registrales y catastrales) son plasmados independientemente de los relativos a la tecnología de la información, conduciendo a proyectos que no parecen, en la mayoría de estos, articulados e integrados. Lo mismo sucede con el componente relativo al acervo y, en menor medida, con los demás. Debemos considerar que, desde hace ya algunas décadas, no podemos concebir un proyecto de modernización sin considerar los aspectos tecnológicos.

Existen otros aspectos a mejorar, sin duda, pero debería abordarse bajo la premisa de que las funciones registral y catastral se sustentan operativamente en procesos, mismos que necesitan ser atendidos por especialistas que conozcan las problemáticas intrínsecas de cada “negocio” pero que, también, dominen los instrumentos técnicos y tecnológicos. 

Los proyectos deberían estar mejor sustentados técnicamente, ¿por qué no lo están? 

Si vemos la conformación del personal, sobre todo de los institutos registrales y catastrales, con excepciones, la mayor parte del personal no tiene una formación técnica, sino administrativa y de humanidades. No significan que no sean importantes, pero representan entre el 80% y el 100%, cuando en el caso de los catastros no deberían representar más del 50%. 

Están las instituciones más preocupadas por administrar su realidad, que por mejorar e innovar los procedimientos técnicos que marcan las prácticas de áreas del conocimiento como la geodesia, la ingeniería civil, la geomática, las telecomunicaciones y la informática. Incluso la función registral contemporánea tiene un componente tecnológico tal que, en un futuro no muy lejano, muchas de las funciones que hoy realizan, por ejemplo los registradores, podrían ser atendidas de forma asistida por soluciones informáticas que empleen técnicas que forman parte de la inteligencia artificial.

Es necesario que el Programa de Modernización de los Registros Públicos de la Propiedad y Catastros, impulse a que las instituciones solicitantes presenten proyectos más integrados, orgánicos y detallados y, por otra parte, la SEDATU necesita contar con un equipo más profesionalizado. Sólo así el retorno de la inversión que realizan los estados, municipios y la federación será positivo, y los resultados más contundentes.

Sitios consultados

SEDATU. (07 de 02 de 2023). Dirección General de Inventarios y Modernización Registral y Catastral. Obtenido de Micrositio del Programa de Modernización de los Registros Públicos de la Propiedad y Catastros: http://rppc.sedatu.gob.mx:8081/dgimrc

 

Logos RED

Responsable de la Sección: Doctora en Urbanismo, Sofía Flores Morales.

Rocco Abel Luciano Rabilotta Pisters
Físico por la Universidad de la Habana y socio fundador de Rabilotta Flores Consultores, es un tecnólogo especializado en la habilitación espacial de la información, con más de 30 años de experiencia en la aplicación de la tecnología de la información en los catastros, las telecomunicaciones, el transporte y el desarrollo urbano.