1. ¿Por qué ser alcalde del municipio Mérida?, ¿Qué lo motiva?
 

Me han preguntado en varias ocasiones eso. ¿Por qué dejar el Senado para contender por la Alcaldía? La respuesta es sencilla, porque no soy un político tradicional, de esos que toman decisiones a partir de los beneficios personales o políticos. Mi motivación es haber nacido aquí, que mis hijos nacieron en esta hermosa ciudad y seguramente, mis nietos también lo harán.

Es darme cuenta de que mi ciudad necesita un cambio, necesita alcanzar todo su potencial. En Mérida tenemos la capacidad de ser un referente en materia tecnológica, de turismo, de generación de empleo.

Estoy seguro que podemos ser una ciudad de oportunidades para todos, por eso quiero ser el alcalde que lleve a los meridanos hacia el futuro que no conocemos.

Otra motivación es darme cuenta que existen dos Méridas, una en dónde se brinda atención, servicios y obras a los ciudadanos, mientras que la “segunda Mérida”, está en el olvido, sin acceso a los servicios más elementales. La Mérida del sur y sus ciudadanos que han quedado relegados. Yo quiero una Mérida equitativa, una Mérida de todos.

2. ¿Cuáles considera que son los retos más grandes que enfrenta Mérida, en el ámbito del desarrollo urbano y sostenible?

El mayor reto es poner orden en el crecimiento urbano y en el transporte de la ciudad.

Lo primero es dejar de ver al Ayuntamiento como una oficina de trámites, tiene que haber una mejor planeación, se tiene que cumplir cabalmente con los reglamentos que ya tenemos, apoyarnos en los colegios de profesionistas, en el talento de los meridanos que tienen experiencia y conocen las necesidades en las colonias y comisarías.

Con planificación basada en análisis, diagnóstico y proyecciones específicas podemos tener eficiencia en el suministro de agua, rutas de transporte, mejor movilidad y, sobre todo, una ciudad limpia.

Es necesario entender que la mala planificación es semilla de la corrupción.

 

 



 

3. En esta nueva normalidad a la que nos estamos enfrentando y a la que nos enfrentaremos, ¿Qué áreas de oportunidad prioritarias identifica para ser atendidas?

Muchísimas, hay quienes encuentran en la crisis una derrota o una justificación, el pretexto perfecto para culpar a factores o personajes externos de la falta de resultados.

Yo estoy convencido de que las crisis nos regalan oportunidades diversas, por ejemplo, Mérida puede ser el modelo mundial de estándares de turismo con bioseguridad. Si dotamos y capacitamos a empresarios turísticos de protocolos para que la salud de los visitantes esté garantizada, podremos fortalecer uno de los sectores que más ingresos generan a nuestra ciudad.

Tenemos que emprender el rumbo a la “nueva normalidad”, no sólo recuperar lo que teníamos antes de la pandemia, sino a potenciar nuestra industria, el sector textil y del vestido, establecer mecanismos de apoyo para que las mujeres emprendan, pero que los jóvenes también lo hagan con una base académica y técnica que lleve a Mérida a ser la capital tecnológica del país.

4. ¿Qué acciones concretas tomaría para disminuir la segregación socioeconómica entre norte y sur de la ciudad?

Para empezar, es inaudito que existen ciudadanos de primera y de segunda, existen meridanos, PUNTO. Todos vivimos en Mérida, la amamos, y merecemos lo mejor que nuestra ciudad puede ofrecernos, y para eso está el Ayuntamiento, para ser el facilitador de que todos tengan las mismas oportunidades.

El sur de Mérida necesita tener mejores servicios, la limpia de las comisarías debe realizarse dos veces al mes, no sólo dos veces al año como se hace en este momento.

El sur de la ciudad necesita que se establezcan industrias y empresas que generen empleos cercanos a los hogares, pero también que exista un sistema de transporte robusto para que la gente que vive en el sur pueda trasladarse a sus fuentes de empleo. Hoy en día, hay trabaja- dores en Mérida que tardan dos horas en llegar a su fuente de trabajo y dos horas de regreso. Lo mejor es que estos trayectos se reduzcan para que ellos puedan tener la oportunidad de actividades deportivas o culturales, con lo que se fortalece el tejido social.

No se trata de quitarle beneficios a los del norte, se trata de generar oportunidades para el sur.

5. ¿Qué planes tiene para hacer frente al actual crecimiento desordenado de Mérida?, ¿Tiene alguna postura respecto del sector inmobiliario que presiona por seguir construyendo desenfrenadamente?

He sido dos veces presidente de la Cámara de Diputados, y también, vicepresidente del Senado, eso me ha obligado a tener que conciliar posturas contrarias de todos los partidos políticos, de distintas ideologías y con preocupaciones.

El desarrollo urbano, económico, ambiental y social tienen que abordarse de manera integral. Por ejemplo, si tienes un proyecto inmobiliario que no va a contar con servicios de agua, o que tendrá un impacto negativo en el medio ambiente. Otro ejemplo es que un proyecto económicamente atractivo, no tendrá éxito cuando en los social se rechaza.

La urgencia es contar con una planeación que atienda de manera integral las necesidades de las zonas y la ciudadanía, no se trata de construir porque hay espacio, se trata de atender, prever y garantizar el bienestar a todos los que adquieren un patrimonio y a los que viven en la zona.

 

6. ¿Cuál es su opinión respecto del Programa Municipal de Desarrollo Urbano de Mérida, y el Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable de Mérida?

Para hacer un análisis serio de dos documentos como el PMUD y el Plan de Movilidad, hay que ver dónde estamos parados, y la realidad es que los resultados tanto en el aspecto de urbanismo como en el aspecto de movilidad son muy poco alentadores.

Organismos no gubernamentales como ONU Hábitat han detectado el desordenado crecimiento urbano de Mérida, poniéndole cero de calificación en su indicador de “Eficiencia de uso de suelo” por un “crecimiento ineficaz, inequitativo y financieramente insostenible”.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) posiciona a Mérida como la cuarta peor ciudad (de las 73 analizadas) en su indicador de “crecimiento de la mancha urbana”, por los mismos motivos.

Adicionalmente, también en el indicador de Transporte Público, Mérida recibe una de las peores calificaciones a nivel nacional.

El problema, por lo tanto, podría no estar en los planteamientos descritos en estos planes, sino en la mediocre implementación que la administración ha tenido.

 

 

 

7. ¿Qué plan tiene para reutilizar el parque habitacional desocupado que hay por diferentes partes de la ciudad?

El primer paso es realizar un diagnóstico claro de dónde se ubican las zonas con mayor potencial para atraer a la población a las zonas-núcleos urbanos que presentan una baja densidad residencial y detectar los mecanismos causales que generan esa deshabitabilidad.

Hay zonas donde la inseguridad urbana (que se incrementó en promedio 20% durante 2020) es una causa importante, mientras que en otras zonas la falta de oportunidades laborales o la dificultad de transportarse al lugar de trabajo son motivos.

Cada colonia, zona y comisaría de nuestro municipio tiene diversas problemáticas que han

causado el abandono residencial, y cada una será analizada e intervenida individualmente para garantizar un crecimiento menos desorganizado de la mancha urbana.

 

8. En relación con la movilidad en Mérida, ¿qué acciones se proponen para mejorar el transporte público de la mano con el Gobierno del Estado?

Habrá que trabajar de forma coordinada con las autoridades estatales para reubicar los paraderos, conectar de forma eficiente las ciclovías con las rutas de transporte público (apostando por la intermodalidad del transporte) y exigirles transparentar y comunicar eficientemente cualquier acción que implique cambios a la movilidad urbana en la ciudad.

Un ejemplo que viene a la mente es el caso del transporte público que circulará por periférico: es importante que rutas, concesiones y acuerdos sean adecuadamente transparentados y comunicados en beneficio de toda la ciudadanía.

9. La infraestructura ciclista, ¿se mantiene, se refuerza o se revierte?

Se mantiene, pero se replantea y se mejora. Debe de reflejar de mucho mejor manera la nueva dinámica de movilidad intermodal que Mérida quiere y necesita.

Y, a la vez, debe ser consciente de las necesidades de los ciudadanos del norte, sur, oriente y poniente de Mérida. Actualmente se están construyendo más de 70 kilómetros de ciclovía, pero solamente 15 de ellos en las zonas sur y oriente de la ciudad, que son las más afectadas por accidentes y fatalidades de ciclistas.

Esto demuestra lo inequitativo de la inversión pública y la mala planeación de las obras de infraestructura.

 

 

10. Respecto de los parques y espacios públicos de la ciudad, ¿cómo considera que se encuentran actualmente, y qué medidas tomaría al respecto?

Anualmente, en el mantenimiento de parques jardines y glorietas se realiza una inversión promedio de entre 80 y 90 millones de pesos a lo largo del municipio. Sin embargo, esa inversión es claramente inequitativa respecto a las colonias de la ciudad en las que se implementan las acciones y las zonas que son dejadas a su suerte.

Un ejemplo claro es el Parque de Deportes Extremos de Mérida, que inició durante la administración 2012-2015 y al día de hoy continúa siendo dominado por la maleza y la basura.

Nuevamente, parecería que el monto de inversión es alto, pero cuándo es utilizado de forma ineficiente e inequitativa, lo único que consigue es profundizar la desigualdad y generar focos de contaminación e inseguridad.

 

11. Ante la fuerza del turismo en el centro histórico y la presión inmobiliaria ¿Qué plan tiene para el centro histórico?

Es indispensable devolver la vocación económica y turística al Centro Histórico, a través de la creación de corredores comerciales y de dignificar los mercados.

También, voy a dividir la vocación del espacio, para que en el día sea comercial y por la noche, la vocación sea turística, así como ampliación del catálogo de oferta cultural y de espectáculos.

Pero lo que haré a partir del 1 de septiembre, será quitar los maceteros, que sólo han con- tribuido a la caída del ingreso de cientos de locatarios.

12. ¿Cuál es su postura respecto de la regulación del ruido urbano en Mérida, después de aprobarse un nuevo reglamento en octubre de 2019?

Nuevamente, el problema es más de implementación que de redacción de un reglamento nuevo.

De nada sirve modificar la normatividad (aunque en el papel parezcan ser muy positivas) si en la práctica no hay voluntad ni capacidad de implementarlas.

Adicionalmente, en este punto me gustaría mencionar que habrá que aprovechar la nueva dinámica urbana que traería consigo un posible nuevo aeropuerto en Mérida, como se ha venido manejando en diversos medios nacionales y locales.

Esto debido a que el aeropuerto de Mérida se ubica dentro de periférico, lo que causa que miles de viviendas del sur de la ciudad sufran de ruido y disminuyan así su calidad de vida.

13. ¿Cómo hacer frente a problemas de abaste- cimiento o calidad del agua de Mérida y su Zona Metropolitana?, ¿cómo es la dinámica del abastecimiento de agua en relación con el crecimiento de la ciudad?

Lo primero que hay que hacer en ese tema es solicitar al Gobierno del Estado que transfiera al municipio el servicio de agua potable. Actualmente está a cargo de la Japay, que es un organismo desconcentrado del Ejecutivo y cuya jurisdicción abarca la zona metropolitana.

Ya en manos del Ayuntamiento de Mérida, habrá que recurrir a los expertos en materia de agua, actualizar la normatividad del ramo y emprender las primeras acciones para garantizar el abastecimiento, distribución y calidad del vital líquido.

En general, contamos con agua y con una reserva importante, el problema está en la contaminación del acuífero, hacia allá se debe enfocar los esfuerzos, hacia su saneamiento, a tener una mejor calidad del agua, y esta tarea se debe hacer de manera conjunta entre los tres niveles de gobierno.

A pesar de que tiene muchos años, el sistema de agua potable actual aún puede garantizar el abasto para el crecimiento de la ciudad en los próximos años, pero hay que mejorar y modernizar este sistema.

 

14. Mérida ya tiene varias etiquetas: Ciudad Segura, Ciudad Próspera, Ciudad Americana de la Cultura, Ciudad Médica del Sureste, etc. ¿A qué nueva etiqueta le apostaría y por qué?

Mérida, ciudad justa.

Porque significa que todos tengan las mismas oportunidades, que no haya dos Méridas sino una Mérida para todos.

15. Su visión para Mérida en una frase:

Mérida ciudad blanca, es la más hermosa del mundo, si tuviera justicia sería la más hermosa del universo“.

 

 

Suscribirse

Últimas publicaciones

EN CONTEXTO… Vivienda

EN CONTEXTO… Vivienda

  "Viviendas: abandonadas, rentadas, distantes", como cada número, me corresponde poner el tema en contexto. Desde la edición de 1970, el Diccionario de la Real Academia Española tiene la siguiente definición: la palabra vivienda viene del latín vivienda,...

leer más
¿Por qué vivir dentro de Mérida?

¿Por qué vivir dentro de Mérida?

  Hace algunos días una persona cercana me planteó de manera directa: ¿por qué la insistencia en vivir dentro de Mérida?  La Mérida 3D: distante, dispersa y desconectada, es un problema complejo y serio, del que pocos conocemos realmente. Y es que el...

leer más

Mid

Publicidad

advertisement

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx