Como se mencionó en la edición pasada, Action LAB México (“ALM”, originalmente llamado Aalto LAB México) es una colaboración México-Finlandia que busca maneras más significativas de practicar el diseño. Con el permiso de la Junta Ejidal de la comunidad maya llamada “Ejido 20 de Noviembre” (Calakmul Campeche), se han aplicado métodos colaborativos de diseño en un contexto de alta marginación, dirigidos a fortalecer y asegurar la autonomía sostenible de la comunidad a través de cuatro ejes principales: patrimonio cultural, salud, economía, y medio ambiente.
 

La explicación de las reseñas de los principales subproyectos se comenzó a explicar en la edición pasada, y ahora se continúan detallando:

 

Arquitectura de La Casita: Un centro comunidad sostenible
 

Originalmente concebido como un “ecohostal”, una construcción experimental de propiedad comunal para impulsar el turismo comunitario y simultáneamente rescatar las tradiciones vernáculas de la zona incorporando energías limpias, el proyecto hoy llamado “La Casita Complex”, se remonta a los primeros diagnósticos de ALM en 2012. Gracias a fondos obtenidos por una campaña de crowdfunding desarrollada por los labbers de 2013, la primera fase fue construida en 2014 en el sitio determinado por la junta ejidal: sobre la plataforma de un viejo aljibe que nunca funcionó debidamente. Para 2015, los chamacos de El 20 lo habían rebautizado como “La Casita” y hacia 2016, se identificó la oportunidad de construir en dicha plataforma un conjunto de edificios para funcionar como un punto de encuentro y dotar con distintos servicios a la comunidad y a sus visitantes.

Actualmente, el proyecto se encuentra en la etapa de finalización, su madurez puede verse en las aportaciones proyectadas para la comunidad y su vinculación directa con los otros subproyectos de ALM. Se relaciona con el eje de salud al brindar servicios de agua y saneamiento a la escuela primaria colindante y al permitir el monitoreo autónomo de la calidad de agua en el ejido. Aporta a la seguridad económica al proveer infraestructura que potencialmente contribuye al desarrollo de actividades turísticas y productivas.



Contribuye también desde el eje de patrimonio cultural al posibilitar la preservación de la tradición maya y al funcionar como un muestrario de técnicas constructivas sostenibles, pues “La Casita” ha logrado integrar en un estilo ecléctico los estilos prevalecientes en El 20: el moderno de ladrillo y concreto, el de cabaña polaca y el tradicional maya, apuntando hacia la definición de una identidad comunitaria y un sentido de pertenencia más sólido. Finalmente, la sostenibilidad de su entorno se asegura al incorporar ecotecnologías asequibles que, una vez apropiadas en La Casita Complex, podrían implementarse en los hogares. Sin duda alguna, este proyecto ayudará a que la comunidad mejore sus condiciones de vida y se espera que además logre lo que ALM siempre ha procurado, alentar a sus habitantes a desarrollarse en coherencia con su propia identidad (ALM Blog, 2021).

Este año, al no poder visitar a la comunidad se propuso generar información del sitio; particularmente, un levantamiento de la comunidad, por medios digitales. Se trabajó con Google Earth y Global Mapper para extraer curvas de nivel. Posteriormente, desde AutoCAD se exportaron los documentos a Revit para generar un modelo de trabajo. Esto nos ayudó a comprender el sitio y observar cómo interactúa La Casita Complex con la topografía, las visuales y las preexistencias. El modelo permitió al equipo de arquitectura refinar la distribución de los edificios en el complejo y organizar subequipos de trabajo que abordan a detalle el diseño de cada uno de los edificios: los dormitorios, la cocina-comedor, los baños secos, el área de duchas, el laboratorio de agua y el aljibe.

Agua y saneamiento

El acceso a agua potable y saneamiento es esencial para la realización de todos los derechos humanos; en El 20, una comunidad que depende del agua de lluvia y el agua de pozo como principales fuentes de agua, este no es el caso. La comunidad se ve muy afectada por la variación de los niveles de precipitación, agravada por el cambio climático, reduciendo el volumen de agua durante las estaciones secas. Los desafíos del agua han sido un tema importante desde el inicio de ALM y durante 2015-2018, los equipos realizaron pruebas y análisis de agua para comprender completamente la situación. Se ha hecho evidente que, además de los desafíos mencionados, el agua subterránea es extremadamente dura y está contaminada con E. Coli, lo que la hace insegura para el consumo humano. Durante las estaciones secas, muchos miembros de la comunidad recurren a la compra de agua, lo que representa una carga económica adicional.

Este año, los estudiantes de arquitectura e ingeniería han centrado su trabajo en desarrollar soluciones que garanticen agua limpia y abundante durante todo el año. En primer lugar, hemos recopilado y analizado datos sobre el clima y el uso del agua para determinar el volumen necesario para un lago artificial que proporcionará agua especialmente durante las estaciones secas. Analizamos las necesidades y determinamos el diseño arquitectónico de un laboratorio de agua que se construirá en el complejo.

El laboratorio de agua contribuiría a los deseos de la comunidad de ser administradores autónomos de sus propios recursos hídricos, donde podrían probar y determinar la calidad. Por último, diseñamos una estrategia para reparar el aljibe sin uso, ubicado en el medio de La Casita Complex y atender sus necesidades de agua. El proyecto busca financiamiento para su implementación.

 

El futuro: ¿qué sigue?

Ser parte de este proyecto ha sido una gran experiencia para todos. Hemos estado trabajando de forma remota desde que comenzó el período escolar desde diferentes partes de México y Finlandia con gran organización, motivación y alegría. La gente de El 20 también ha hecho un gran esfuerzo para mantener la comunicación con nosotros a pesar de la distancia y los problemas de conexión, lo que demuestra confianza en el proyecto. A través del trabajo en equipo, hemos entendido la necesidad de construir alianzas estratégicas sólidas, y también hemos identificado varias opciones de financiamiento. Pronto lanzaremos una campaña de procuración de fondos con la que esperamos contribuir a materializar y avanzar en este hermoso proyecto ALM, un cohete que podría ayudar a El 20 a prosperar mientras fortalece y mantiene su autonomía y su derecho a la autodeterminación. Si lo logramos, pronto podríamos pensar en llevar nuestros métodos, filosofías y procesos a otras comunidades marginadas en México y en el mundo.

“A través del trabajo en equipo, hemos entendido la necesidad de construir alianzas estratégicas sólidas, y también hemos identificado varias opciones de financiamiento”.

 

 

 

 

CIUDAD MODELO

CIUDAD MODELO

Suscribirse

Últimas publicaciones

¿Hacia dónde nos dirigimos?

¿Hacia dónde nos dirigimos?

La evolución experimentada por el sector energético en los últimos 25 años, ha sobrepasado cualquier pronóstico. Hoy, la energía se ha constituido en un pilar indispensable dentro de las estrategias políticas y sociales de muchas de las economías del mundo, y es...

leer más
Smart City Expo Latam Congress 2021

Smart City Expo Latam Congress 2021

  Imagina una ciudad donde tus necesidades particulares puedan ser transmitidas a quienes toman decisiones, a través de apps y/o dispositivos tecnológicos capaces de recoger información para traducirla en todo aquello que siempre soñaste tener para ti y la...

leer más

Publicidad

advertisement

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx