Mucho se ha hablado de los proyectos prioritarios de la actual administración federal, pero hay uno que sin lugar a dudas tiene un impacto directo y transcendental para todo el sureste de México y, desde luego, para Yucatán y la zona metropolitana de Mérida: el Tren Maya.

Numerosos argumentos se han hecho a favor y en contra de este proyecto. Lo cierto es que se trata de un plan ambicioso, con una inversión estimada de entre 120 y 150 mil millones de pesos de recursos públicos federales y con la pretensión de generar más de 250 mil empleos tan sólo en construcción de infraestructura y de vías férreas en los próximos tres años.

“El proyecto del Tren Maya va en serio”, fueron las palabras de Rogelio Jiménez Pons, Titular de FONATUR y responsable del proyecto, quien aseguró que el desarrollo del mismo no se detendrá a pesar de la contingencia sanitaria por el COVID-19.

“El tren entrará a Mérida, a La Plancha”, afirma, y con ello traerá, en menos de 10 años, entre 6 y 8 millones de turistas a la capital yucateca. Pero, ¿qué implicaciones tiene un proyecto de tal magnitud para México, para Yucatán y para Mérida?

 

 

Dada la trascendencia e impacto de esta obra pública en todo el sureste de México, MetrópoliMid ha destinado la décima edición de la revista exclusivamente al tema del Tren Maya, y para ello hemos consultado directamente al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), como responsables de su planeación, desarrollo, construcción y seguimiento.

En este número de abril podrán encontrar toda la información aportada de manera oficial sobre el Tren Maya, como sus características técnicas, rutas, la previsión de su impacto urbano y ambiental, los esquemas de financiamiento, las consultas realizadas y los beneficios esperados con su funcionamiento.

De igual manera, podrán encontrar análisis de expertos, ambientalistas y urbanistas de instituciones como el CINVESTAV y el Colegio de Arquitectos de la zona metropolitana de Mérida, sobre consideraciones indispensables a tomar en cuenta para propiciar el éxito del proyecto mitigando las afectaciones negativas al entorno urbano, social y ambiental.

El Tren Maya generará un impacto, no sólo para el desarrollo económico, logístico y de turismo en la región, sino también para su ordenamiento territorial, ambiental y para el comportamiento de la movilidad interurbana, interestatal y regional.

Bien planeado, consensuado y desarrollado, el Tren Maya podría ser para la zona metropolitana un instrumento estratégico que permita algo que hasta ahora no hemos visto: una planeación transversal e integral a mediano y largo plazo que oriente el crecimiento ordenado de nuestras ciudades.

Si se logra una visión más amplia del proyecto, y si se planea y desarrolla en conjunto con la sociedad, la oportunidad es única: generar espacios públicos y corredores verdes de movilidad no motorizada a través de las estaciones del Tren Maya en sus rutas al interior de la mancha urbana, que permitan ser los ejes rectores del ordenamiento territorial y del crecimiento económico.

Estaremos atentos.

 

 

David Montañez Rufino

David Montañez Rufino

Fundador y Director General de la plataforma urbana M50: organización ciudadana dedicada a promover una ciudad pensada, diseñada y construida mediante gobernanza; con espacios públicos de calidad, sistema de movilidad integral y desarrollo urbano sostenible.

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx