Si bien al inicio de la pandemia de COVID 19 se planteó que el transporte público era un foco posible de contagios, investigaciones(1) recientes sugieren que la propagación del coronavirus mediante el transporte público es mucho menos probable de lo que se temía. Nuevos estudios develan que, si se usan bien las máscaras y se respeta el distanciamiento social, la posibilidad de que el virus se propague en el transporte público es mínima.

Los científicos aseguran que las personas tienden a permanecer en trenes o autobuses durante períodos de tiempo relativamente cortos y, a menudo, no hablan con nadie, lo que reduce la cantidad de aerosoles que disipan. Además, la evidencia muestra que las mascarillas, bien utilizadas, son efectivas en detener o reducir significativamente la posibilidad de contagio de COVID-19(2), en conjunto con la sana distancia y con una desinfección adecuada(3).

Lo que se plantea desde las investigaciones es que las actividades de mayor riesgo de contagios son aquellas donde la gente está cantando, gritando, riendo o hablando duro y se incumplen lo que se llamó las 3 C:

1. Espacios CERRADOS con poca ventilación
2. Lugares
CONCURRIDOS con mucha gente alrededor
3. Contactos
CERCANOS como conversaciones sin distanciamiento

El riesgo de que ocurran grandes grupos de infecciones es muy alto cuando se superponen las 3 C(4).

Los estudios señalan que, si bien en las investigaciones de varios países no se han encontrado evidencias de contagios en el transporte público en los grupos de población analizados, sugieren también ser prudentes pues, el hecho de que no se haya detectado contagio en el transporte público no significa que el virus de COVID-19 dejó de circular(5).

El desafío principal del transporte público se compone de diferentes aristas. En primer lugar, es comprender que el sistema de movilidad urbana es un componente importante de la salud pública. En el contexto actual, enfrentamos la necesidad de mejorar las condiciones de la oferta del servicio del transporte público sobre todo en las horas valle y en aquellas rutas y puntos de ascenso y/o descenso más susceptibles de aglomeración. Esto, para evitar riesgos a la salud de la población y mitigar los costos económicos que éstos implican a la sociedad; de ahí la importancia de que el Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de Mérida(6) tenga una implementación adecuada y eficaz, y que pueda convertirse en políticas permanentes, así como ser ampliado a toda la ciudad y área metropolitana.

 
 

 

 

En segundo lugar, hay que entender que el transporte público y masivo, por definición, es un espacio donde hay una densidad de pasajeros, la cual es una condición necesaria mas no suficiente, para poder operar sin pérdidas económicas.   ̈Lamentablemente, no existe un sistema del mundo que tenga una operación sostenible financieramente sin subsidios que tenga menos de 4 pasajeros por metro cuadrado. Y los sistemas que pueden tener un nivel de aglomeración bajo tienen subsidios significativos para su operación (…) en un escenario de pandemia donde el distanciamiento social es crucial, viajar con una ocupación baja y sin tener un subsidio muy alto es imposible… sin subsidios significativos, no se puede operar un sistema de transporte público que cumpla con las 3 C que requiere la reducción de riesgos ante la pandemia por covid-19, pero a la vez es imprescindible asegurar la operación del transporte público ̈. (Pardo, C.Ob.Cit.)

El impacto financiero causado por el COVID-19 en los operadores de servicios del transporte público es una oportunidad para diseñar estrategias de financiamientos y adecuados Modelos de Gestión con herramientas tecnológicas que permitan establecer estándares de calidad con un enfoque hacia la satisfacción y seguridad del usuario.

Finalmente, el último aspecto del desafío que enfrenta nuestro transporte público tiene que ver con el miedo de la población a usar el transporte público por temor al contagio. Este miedo lleva a abandonarlo a favor del vehículo privado con impactos negativos en la seguridad vial, la contaminación auditiva y del aire y el aumento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), así como también en la reducción de las oportunidades de actividad física, como caminar, lo cual otorga beneficios para la salud.

El COVID-19 presenta una oportunidad para replantear el servicio de transporte público en Yucatán y considerarlo como un sistema de movilidad urbana baja en carbono con esquemas de integración multimodal, donde la caminata, bicicleta y modalidades de movilidad compartida cobran importancia para una ciudad saludable y sostenible en la nueva realidad post Covid-19. El resto es capitalizar las lecciones aprehendidas y aprovechar la oportunidad para las transformaciones necesarias para fortalecer nuestro sistema de transporte público y adaptarnos a la nueva realidad.

 

“El COVID-19 presenta una oportunidad para replantear el servicio de transporte público en Yucatán y considerarlo como un sistema de movilidad urbana baja en carbono con esquemas de integración multimodal, donde la caminata, bicicleta y modalidades de movilidad compartida cobran importancia”.

Referencias:

(1) Editorial JTH 16 –The Coronavirus Disease COVID-19 and implications for transport and health https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/ PMC7174824/ Normile, D. (2020) Japan ends its COVID-19 state of emergency, https:// www.sciencemag.org/news/2020/05/japan-ends-its-covid-19-state- emergency# Consultado el 15 de agosto.

Pardo, Carlos (2020) Los nuevos hallazgos del covid-19 en el transporte público https://www.transformative-mobility.org/news/los-nuevos-ha-llazgos-del-covid-19-en-el-transporte-público. Consultado el 8 de sept.

(2) Tirachini Hernández, A. (2020) Coronavirus ¿Y si dejamos de repetir que el transporte público es riesgoso? https://medium.com/@alejandro.tirachini/y-si-dejamos-de-repetir-que-el-transporte-público-es-riesgo-so-7f05615c0eec Consultado el 15 de agosto.

(3) NACTO (2020) Rapid Response: Emerging Practices for Transit Agencies, https://nacto.org/covid19-rapid-response-tools-for-transit-agencies/ Consultado el 10 de agosto.

(4) Pardo, Carlos (2020) Ob.Cit

(5) Berrod ,N. (2020) Coronavirus : pourquoi aucun cluster n’a été détecté dans les transports, https://www.leparisien.fr/societe/co-ronavirus-pourquoi-aucun-cluster-n-a-ete-detecte-dans-les-trans-ports-05-06-2020-8330415.php, Consultado el 8 de sept.

(6) http://www.yucatan.gob.mx/saladeprensa/ver_nota.php?id=3355

Silvana Forti

Silvana Forti

Directora del Laboratorio Urbano de la Universidad Modelo

Suscribirse

Últimas publicaciones

¿Qué carajos te importa?

¿Qué carajos te importa?

Las grandes crisis son también enormes oportunidades de reflexión, análisis, y de emprender acciones de cambio y mejora integral. El mundo enfrenta hoy, una que no solo es grande y profunda, sino también multidimensional, una que ha tocado diversos aspectos de nuestra...

leer más
Tres grandes acciones de movilidad impulsados en España

Tres grandes acciones de movilidad impulsados en España

    El pasado 15 de septiembre, se llevó a cabo el VI Congreso de Ciudades Inteligentes, en Madrid. De los muchos temas tratados –todos ellos de gran relevancia para el desarrollo de las ciudades modernas–, les dejamos tres interesantes ejemplos de iniciativas en...

leer más

Publicidad

advertisement advertisement advertisement

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx