El año 2020 ha sido un año de retos complejos, tanto a nivel individual, como a nivel social y de países. Cada uno de nosotros ha tenido que enfrentar dificultades distintas, con altas y bajas emocionales, físicas y familiares. Lo mismo ha sucedido con las ciudades, que han buscado adaptarse y superar los efectos de la pandemia de muy distintas formas y con resultados muy variados. En el mundo hemos encontrado casos inspiradores de éxito, así como casos de terribles pérdidas y fracasos que, esperemos, se vuelvan también una lección de aprendizaje lo más pronto posible.

Frente a la crisis del Covid-19, algunas ciudades del mundo vieron la oportunidad de implementar políticas urbanas y de movilidad exitosas, que ayudaron a proteger la salud de sus habitantes, reducir el número de contagios y hacer más resiliente el entorno a favor de las personas. Algunos fueron más allá de la pandemia y aprovecharon para implementar cambios de paradigma en la dinámica social, principalmente en lo referente a la movilidad, a través de arriesgadas acciones de intervención urbana.

Monitoreo de la Movilidad

Una primera acción positiva la encontramos en España, donde algunas ciudades han implementado sistemas de monitoreo de la movilidad “a través del análisis del uso de la red (las antenas) que hacen los usuarios”(1). Estos análisis, producto de la alianza con las empresas de telecomunicaciones, permiten obtener información sobre los tipos de viaje, las distancias, orígenes y destinos, que se complementan con los datos del transporte público. Así, se puede hacer más eficiente el sistema de movilidad, evitando aglomeraciones y concentrando recursos y políticas públicas donde realmente son necesarias.

Movilidad Peatonal y Ciclista

En la ciudad de Quito, Ecuador, se logró incrementar el uso de la bicicleta en un 700%; en Inglaterra, el gobierno invirtió 2 millones de libras para fomentar el uso de la bicicleta durante el segundo trimestre de este año; en Berlín, Alemania, se llevó a cabo una ampliación temporal del ancho de las ciclovías, al doble, a través de señalética horizontal; la ciudad de Bogotá, en Colombia, añadió en marzo 117 kilómetros de carriles temporales para ciclistas, lo cual casi ha duplicado los kilómetros totales; Portugal, por su parte, pasó de 60 a 90 kilómetros de ciclovías en los últimos meses, con la meta de alcanzar 200 kilómetros de ciclovías para finales de este año.

Otras ciudades que han realizado grandes inversiones y apuestas por la movilidad ciclista, principalmente a través de carriles temporales, han sido Budapest, Vancouver, Madrid y Barcelona. En países como Holanda, Alemania y Bélgica el uso de la bicicleta se ha disparado a raíz de la reactivación económica tras el confinamiento.

Incluso, el uso de sistemas de bicicleta pública se ha vuelto una estrategia de cuidado de la salud en varias ciudades del mundo, donde los gobiernos han apostado por otorgar el servicio de manera gratuita, ya sea por cierto tiempo o a cierto sector de la población, como al personal médico. Tal es el caso de ciudades como Glasgow, Inglaterra, donde el Servicio Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés), ofreció hasta mil membresías gratuitas al mes de nextbike a su personal, para viajar de manera segura al trabajo durante la crisis sanitaria. “Las membresías proporcionarán viajes gratuitos e ilimitados de 30 minutos en las bicicletas de pedal estándar, además de un crédito de £ 2.50 para bicicletas eléctricas”. En Berlín, esta misma compañía, financiada por el gobierno, ofreció recorridos gratuitos durante un período de tiempo para ayudar a fortalecer la movilidad segura durante la pandemia, con sus cerca de cinco mil bicicletas de alquiler y cincuenta estaciones distribuidas por la ciudad.

Transporte Público Integrado

Un ejemplo importante de intervención del transporte público durante la pandemia, lo encontramos en nuestro propio país. La ciudad de Jalisco se ha convertido en la primera del país en contar con un sistema homologado de pago electrónico que funcionará en su Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y en las principales ciudades del Estado: Tepatitlán de Morelos, Ciudad Guzmán y Puerto Vallarta. Con una sola tarjeta de “Mi Movilidad”, la gente podrá acceder a las 5 mil 266 unidades del transporte público, las 3 líneas de Mi Tren, Mi Macro Calzada, así como el programa de Mi Bici pública(2).

Acciones en Mérida y en Yucatán

Pero, ¿qué acciones se han realizado en Mérida o en Yucatán desde el punto de vista urbano durante este año?, ¿hemos sabido, como ciudad, aprovechar este momento para realizar cambios sustanciales en nuestro espacio físico?

Dada su relevancia, MetrópoliMid ha destinado una doble edición a través de las revistas de diciembre y enero, donde organizaciones y especialistas nos presentan un análisis sobre las seis grandes obras o proyectos urbanos implementadas o en proceso de implementarse en Mérida y en Yucatán:

¿Qué tan acertadas han sido estas acciones para nuestra ciudad?, ¿cuál es o será su impacto, en materia urbana, económica y social? Les invitamos a leer el análisis de cada proyecto que nos presentan los especialistas, para conocer más a fondo la importancia que tienen para Mérida.

Cada ciudad ha hecho frente a la pandemia de manera diferente. Y tú: ¿consideras que Mérida y Yucatán han implementado acciones exitosas en materia urbana y de movilidad?

(1) Abellán, J., Picornell, M., Herranz, R., y García-Cantú, O., 2020.

(2) Diario la Razón de México, 2020.

 

David Montañez Rufino

David Montañez Rufino

Fundador y Director General de la plataforma urbana M50: organización ciudadana dedicada a promover una ciudad pensada, diseñada y construida mediante gobernanza; con espacios públicos de calidad, sistema de movilidad integral y desarrollo urbano sostenible.

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx