Construyendo Comunidad: transformando Mérida a través de un parque urbano

La elaboración de anteproyectos arquitectónicos es fundamental en la formación de los estudiantes de arquitectura. Este proceso no solo fomenta la creatividad y la innovación, sino que también desarrolla habilidades críticas en el diseño conceptual y la resolución de problemas cotidianos.

A través de la creación de anteproyectos, los estudiantes aprenden a enfrentar desafíos reales, comprender la metodología del diseño y aplicar principios teóricos en contextos prácticos. Esta experiencia holística les proporciona una visión integral del proceso arquitectónico, preparando a futuros profesionales para abordar proyectos complejos con una base sólida y una perspectiva innovadora.

Juan de Dios Kuyoc Matu, Johan Alexander Muñoz Chay, Edgar Joel Perera Vega y Rocío Guadalupe Ramos Baas, alumnos del sexto cuatrimestre de la Licenciatura en Arquitectura de la Universidad Privada de la Península (UPP) Campus Mérida, realizaron un anteproyecto académico cuya idea general es la de un parque urbano en una zona marginada de la ciudad de Mérida, teniendo como objetivos mejorar la calidad de vida de los residentes, promover la inclusión social, fortalecer la comunidad y contribuir al desarrollo integral del área.

Construyendo Comunidad: transformando Mérida a través de un parque urbano

 

Motivación de la propuesta

El parque urbano propuesto recibe el nombre de “Los Abogados” porque tendría lugar en el predio ubicado en la calle 145 entre 54 y 60, a un costado del Centro de Justicia Oral de Mérida, en la colonia San José Tecoh II, al sur de la ciudad. Dicho predio posee un área de construcción de alrededor de 450 m2, suficiente para desarrollar el anteproyecto.

Construyendo Comunidad: transformando Mérida a través de un parque urbano

Fuente: Google Maps.

Los jóvenes estudiantes justifican la elección de esa colonia para desarrollar su propuesta porque se encuentra en una zona marginada de Mérida, y la construcción de este parque público ayudaría a nivelar las desigualdades y proporcionar oportunidades de recreación para aquellos que, de otro modo, no tendrían acceso.

Además, resaltan que los centros de justicia suelen ser lugares de alto estrés, tanto para quienes trabajan en ellos como para quienes acuden en calidad de litigantes o testigos. Tener un parque público cercano brinda un espacio verde donde las personas pueden relajarse, descansar y despejar sus mentes antes o después de sus actividades legales.

 

Resolución de problemáticas sociales

El desarrollo urbano desigual es una problemática crítica que afecta a ciudades en todo el mundo. Mérida ha experimentado un crecimiento urbano acelerado en las últimas décadas, sin embargo, este crecimiento ha sido desigual. Es notorio que en la zona sur existe infraestructura, pero es insuficiente, afectando la calidad de vida de sus habitantes. 

La ausencia de parques urbanos y áreas verdes limita las oportunidades para la actividad física, como caminar, correr, andar en bicicleta o practicar deportes. Esto contribuye a un estilo de vida sedentario, que está estrechamente relacionado con el aumento de la obesidad y las enfermedades crónicas, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. También los niños necesitan espacios abiertos para jugar y desarrollar habilidades motoras. 

La falta de áreas verdes en la ciudad contribuye significativamente al aumento de las temperatura urbana, un fenómeno conocido como el efecto “isla de calor urbana”. Este problema es particularmente relevante en el contexto del cambio climático y la rápida urbanización, y tiene una serie de implicaciones negativas para la salud, el medio ambiente y la calidad de vida de los residentes.

203 Isla de calor urbana

Por tanto, el parque urbano no solo proporcionaría un espacio de recreación, sino que también daría, en parte, solución a problemas complejos como el desarrollo urbano desigual, la falta de espacios para la actividad física y el efecto isla de calor, teniendo como consecuencia la mejora en la calidad de vida de los vecinos.

«La ausencia de parques urbanos y áreas verdes limita las oportunidades para la actividad física, como caminar, correr, andar en bicicleta o practicar deportes. Esto contribuye a un estilo de vida sedentario, que está estrechamente relacionado con el aumento de la obesidad y las enfermedades crónicas, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares».

 

Intenciones funcionales 

Las intenciones funcionales en un anteproyecto arquitectónico se refieren a los objetivos y propósitos específicos que guían el diseño y la organización de los espacios dentro del conjunto arquitectónico. Estas intenciones aseguran que el diseño no solo sea estéticamente agradable, sino también práctico y eficiente para su uso previsto. Por este motivo, en el diseño del parque “Los Abogados” se consideraron áreas verdes y jardines, áreas recreativas y un área acuática, entre otras amenidades.

Las áreas verdes y jardines sirven como hábitats para diversas especies de flora y fauna, contribuyendo a la conservación de la biodiversidad dentro de las zonas urbanas. Los árboles nativos como roble (Ehretia tinifolia), makulís (Tabebuia rosea), makulís amarillo (Tabebuia chrysantha), ciricote (Cordia dodencandra), ramón (Brosimum alicastrum), entre otros, proporcionan sombra, reduciendo las temperaturas locales, además de que son recomendados para calles y parques urbanos. Por tanto, estos elementos contribuyen a la calidad de vida, el bienestar de los usuarios y la sostenibilidad ambiental del entorno urbano.

Construyendo Comunidad: transformando Mérida a través de un parque urbano

Fuente: Elaboración propia.

De igual forma, las áreas recreativas como juegos infantiles, cancha deportiva, ciclovías, andadores y pistas para correr son componentes clave en la planificación y diseño de parques públicos, por lo que también son considerados en la propuesta. Al proporcionar una variedad de espacios y actividades recreativas, el parque urbano puede satisfacer las necesidades de la comunidad, mejorando la calidad de vida y fortaleciendo el tejido social.

Construyendo Comunidad: transformando Mérida a través de un parque urbano

Fuente: Elaboración propia.

Y como toque distintivo, se plantea la incorporación de un área acuática. Mérida es conocida por su clima cálido y húmedo, con temperaturas que pueden ser extremadamente altas, especialmente en los meses de abril a julio. Un área acuática proporciona un lugar refrescante donde niños, jóvenes y adultos pueden aliviarse del calor, mejorando el confort térmico. Además, incentiva a los niños a participar en actividades físicas de manera lúdica. 

Incorporar tecnologías de recirculación y filtrado del agua en este espacio asegura que el área acuática sea sostenible y eficiente en el uso de recursos. Estos sistemas reducen el consumo de agua y minimizan el impacto ambiental, haciendo el proyecto viable y ecológico.

Construyendo Comunidad: transformando Mérida a través de un parque urbano

Fuente: Elaboración propia.

Los futuros arquitectos creadores de este anteproyecto, destacan la importancia de la colaboración entre estudiantes, profesionales, comunidad y autoridades para abordar desafíos urbanos complejos de manera creativa y proactiva. La propuesta de un parque público en una zona rezagada de Mérida, no solo busca mejorar la calidad de vida de los residentes y promover la inclusión social, sino que también se posiciona como un agente de cambio positivo en términos de salud, medio ambiente y desarrollo urbano. 

Construyendo Comunidad: transformando Mérida a través de un parque urbano

Fuente: Elaboración propia.

Este anteproyecto no solo representa una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los residentes de la colonia San José Tecoh II, sino que también sirve como un ejemplo inspirador de cómo la arquitectura puede ser un motor de cambio positivo en nuestras comunidades. 

Invitamos a otros estudiantes, profesionales y autoridades a seguir este ejemplo y trabajar juntos para proponer, diseñar y construir entornos urbanos más inclusivos, saludables y sostenibles para todos. Juntos, podemos hacer una diferencia significativa en el futuro de nuestras ciudades.

 

«La propuesta de un parque público en una zona rezagada de Mérida, no solo busca mejorar la calidad de vida de los residentes y promover la inclusión social, sino que también se posiciona como un agente de cambio positivo en términos de salud, medio ambiente y desarrollo urbano». 

Juan Pablo Colli Pacheco
Ingeniero en Materiales por el ITESCAM. Maestro y Doctor en Ciencias en Materiales Poliméricos por el CICY. Investigador Posdoctoral Conahcyt-TecNM. Docente de la Licenciatura en Arquitectura de la UPP Mérida.

colli.pacheco.jp@universidadupp.edu.mx