Los seres humanos han transformado su entorno para tener un lugar confortable, aunque estos cambios impacten al medio ambiente. El aumento de la población en las ciudades ha provocado un crecimiento acelerado y en los últimos 30 años; en Mérida, se han transformado los terrenos naturales y las áreas verdes en espacios urbanos de concreto y pavimento, en edificaciones y avenidas que ocupan el 70% de esa superficie construida.

El desarrollo de áreas habitadas y las de producción industrial, han influido en cambios en el clima que se vuelven relevantes, porque estos tienen efectos en el rendimiento de las personas y en el buen funcionamiento del cuerpo. El conocimiento del clima local se convierte en un factor determinante para brindar a las personas la oportunidad de vivir y crecer en lugares agradables y adecuados.

(Imagen: Sipse)

Pero ¿qué sabemos del clima de Mérida?, además de que es de la región tropical, extremoso y cálido húmedo, con temperatura media anual de 25.9 °C y que mayo es el mes con más calor. Mas eso ¿qué significa?, ¿cuándo debo estar fuera? En un lugar que proporcione sombra y buena ventilación, donde se esté fresco. Y del frío, ¿qué sabemos? sólo que nuestro invierno es en enero y que necesitamos suéter a los 16 °C.

Es importante mencionar que respecto a las condiciones climáticas, aproximadamente el 50% del año la ciudad se encuentra en la zona de confort, es decir, que 146 horas al año nos sentimos cómodos, mientras que 73 horas tenemos sensaciones cálidas. De manera más detallada, el clima anual de la ciudad de Mérida se puede dividir en tres períodos:

1) Período cálido húmedo – de mayo a septiembre: el calor inicia desde las 10:00 hasta las 16:00 horas, sin embargo, su efecto puede prolongarse hasta las 21:00 horas, lo que genera una sensación de malestar

2) Período de transición – mes de abril: época donde estamos a gusto la mayor parte del día

3) Período cálido extremo – de octubre a febrero: toda la noche desde las 22:00 hasta 7:00 horas hace calor y las temperaturas se encuentran debajo del rango de confort; sólo hay dos horas (de 8:00 a 10:00) donde nos sentimos bien, pero las peores sensaciones son de las 11:00 hasta las 15:00 horas (Ver Tabla 1)

Otro de los factores que definen el clima, es la relación que existe de la temperatura con la humedad en la atmosfera y la cantidad máxima de vapor de agua que admite el aire por volumen. Se mide en tanto por ciento, por lo que la humedad relativa máxima posible seria el 100%. La humedad relativa de Mérida tiene un promedio anual de 71.2%. La máxima promedio es de 85.3%, mientras que la humedad relativa extrema es de 91.9%, la cual se presenta en el mes de diciembre. La humedad mínima promedio es de 52.9% y la mínima extrema que se presenta en marzo es de 44.5% (Tabla 2).

Otro aspecto fundamental para el conocimiento de las características climáticas de un lugar son las precipitaciones pluviales o lluvia. Ésta se produce como resultado de la máxima saturación de vapor en la atmosfera, lo que genera nubes, las cuales al condensarse forman gotas de agua que al alcanzar tamaño suficiente caen a la superficie de dos maneras: en estado líquido como lluvia o en estado sólido como nieve o granizo. Se mide en milímetros y depende del tiempo que se otorgue para conocer la intensidad de las precipitaciones.  En Mérida las precipitaciones pluviales comienzan en mayo y se intensifican en el mes de septiembre, lo que ocasiona un periodo de calor sofocante debido a las altas temperaturas que se registran, haciendo que esta temporada posea las condiciones más críticas (Figura 1).

A su vez, el análisis de los vientos tiene relación con las precipitaciones pluviales. Los vientos dominantes en la ciudad de Mérida provienen en su mayoría del sureste, casi en 75% de los días del año, con una velocidad de hasta 40 km/h, vientos ocasionales del este de 45 km/h, y con menor frecuencia del norte y noreste de 20 km/h y 35 km/h respectivamente. (Figura 2).

Durante la etapa cálida húmeda se generan lluvias de verano en el territorio yucateco; en la etapa templada son comunes los “nortes”, llamados así por la predominancia de los vientos de origen polar. Los vientos que provienen del oeste y suroeste tienen las temperaturas más bajas, de 20 °C, pudiendo bajar hasta 10 °C en febrero y marzo. Los vientos cálidos son del sureste y del este, y pueden llegar hasta los 45 °C de marzo a agosto.

Aunque es imposible lograr una transformación completa de las ciudades para hacer de ellas lugares más confortables, por el momento conocer más detalles del clima permite la comprensión de los fenómenos naturales. Y con ello será posible el desarrollo de planes y estrategias diseñadas para minimizar los efectos climáticos extremos de Mérida en los espacios exteriores y al interior de los construidos; procurando siempre que los usuarios estén cómodos todo el año, adentro o afuera de sus casas, colegios o trabajos.

 

*Portada tomada de: Desde el Balcón

 

 

Carmen García Gómez

Carmen García Gómez

Doctora en Arquitectura con Especialidad en Medio Ambiente por la Universidad de Colima. Docente en la UADY y miembro de la Red de Estudios Multidisciplinarios en Turismo (REMTUR).

E-mail: ggomez.carmen@gmail.com

Comparte:

Derechos Reservados ⎮ MetrópoliMid 2019

CONTÁCTANOS

info@metropolimid.com.mx

direccion@metropolimid.com.mx

Please follow and like us: